Albert Einstein dijo “Tenemos que conocer las reglas del juego y después jugar mejor que nadie.” Muchos de nosotros estamos ansiosos por saber donde invetir nuestro dinero, que negocio es el ideal, cual es el título más rentable, que tan factible es invetir en la bolsa
de Estados Unidos, etc.

Tenemos que comprender que invertir tiene dificultades, pero también tiene sus beneficios, no queremos crear una idea de que invertir es solo colocar tu dinero y esperar en la playa a que los beneficios lleguen a tu cuenta bancaria, ese concepto de inversión no es correcto.

Las inversiones están llenas de minas que si no sabemos como manejarnos, nos pueden explotar y hacer perder nuestro dinero, por eso, queremos compartir contigo esta guia que te ayudará a dar los primeros pasos para poder invertir.

1 – Toma en cuenta todos los costos.
Cuando vamos invertir nuestro dinero debemos tener plena seguridad de que conocemos cuál es la estructura completa de costos que vamos a asumir al invertir nuestro dinero, por ejemplo, si decides invertir en bonos de Hacienda o Banco Central, preguntale a tu agente bancario u oficial de cuenta, cuales son los costos totales de dicha inversión, es decir, comisión por apertura de cuenta, comisión por manejo de cuenta, comsión por transferencia, etc. Solo conociendo la estructura compelta de costos vas a poder determinar cuál es tu rendimiento neto sobre esa inversión.

2 – Toma en cuenta el riesgo.
Warren Buffet dice que el riesgo viene de no saber lo que hacemos, es decir, el hacer una inversión va a requerir de nuestra entera dedicación y tener claro los problemas y peligros que nos podremos encontrar en el camino. Debemos informarnos con personas que hayan hecho inversiones similares, leer artículos sobre inversión, investigar sobre ese negocio, los socios, los títulos etc.

Es decir, nunca puedes hacer una inversión con los ojos cerrados.

3 – No asumas el 100%.
Cuando te decidas a invertir, no asumas el 100% del riesgo y tampoco des el 100% de tu capital. Por más que te vendan muy bien un producto, ningun producto merece colocar el 100% de tu capital, ya sea por principio de diversificación o por principio de reducir los riesgos, pero no debes de hacerlo.

4 – No te dejes llevar por el sensasionalismo.
Hoy en dia, la información tiende a ser muy sensacionalista y puedes escuchar supuestos testimonios de personas que han invertido poco y ganado mucho sin hacer esfuerzo. La realiad es que las inversiones reales y sostenibles requieren dedicación, esfuerzo y permanencia. Evita invertir por entusiasmo y vender por desesperación.

5 – Consigue el sentido de invertir.
Al final el sentido de invertir es conseguir el máximo rendimiento neto a una cantidad de riesgo asumible. No vale la pena afanarse por obtener rendimientos muy elevados y perder el dinero de la noche a la mañana, eso es como jugar en el casino.