Una PYME (Pequeña y Mediana Empresa) es un sueño materializado, que va a requerir de nuestro tiempo, dinero, esfuerzo y dedicación para echarla andar y que perdure en el tiempo. Cerca del 95% de las PYME no pasan de los 3 años por múltiples factores, como, por ejemplo, la falta de un plan de negocios, de motivación, de dedicación, desconfianza entre los socios o mal manejo financiero.

El mal manejo financiero es de los factores más sensibles, pues una empresa no puede permanecer sino tiene liquidez, no hay forma de que pueda sobrevivir y al final las empresas son creadas para generar beneficios, ese es el principal motivo para que una persona decida crear una compañía.

¿Cómo consigo que mi compañía este dentro del 5% que logran sobrevivir?
Debes de tener un manejo exigente con los recursos que ingresan, el error más común de los emprendedores es que usan los ingresos de la compañía para satisfacer sus necesidades personales de alimentación o recreación y cargan de manera muy rápida a la empresa de gastos que no tienen que ver con la operación y después los ingresos no dan para pagar los que si son de la empresa.

¿Cómo puedo obtener recursos para mi empresa?
Existen los que se llaman fondos de inversión donde puedes acudir y presentar tu modelo de negocio y los especialistas van a evaluar tu compañía para determinar el potencial de generación de riqueza que tiene o también puedes aprovechar los préstamos del encaje legal para PYMEs que ofrecen una tasa bastante competitiva de un 9% a 6 años. En ambos casos es importante que prepares bien tu modelo de negocio, donde demuestres, cuál es tu producto o servicio, como vas a obtener ingresos, por ejemplo, el precio del producto, los costos relacionados a ese producto y sus debidas proyecciones.

¿Me conviene financiar mis operaciones o hago todo con capital propio?
Siempre es bueno inyectar a tu empresa capital externo, ya sea por medio de prestamos bancarios, socios, familiares, inversionistas ángeles o fondos de inversión. Debes comprender que todo negocio tiene un riesgo y lo ideal es que ese riesgo lo distribuyas, además de que al recibir inyección de capital tu negocio puede crecer más rápido.

¿Cómo puedo determinar el precio óptimo de mi producto?
Lo primero que tienes que hacer es sacar los costos que conlleva crear tu producto, tantofijo como los variables, los dos son sumamente importantes, después debes de identificar los gastos, como por ejemplo por publicidad, personal, etc. Si hay productos similares debes de ver cual es el precio de mercado y asignar un precio competitivo, sino lo hay, puedes asignar un precio que te de para cubrir costos, gastos, beneficio más un adicional para reinvertir. Por ejemplo, si tus costos son de 3 pesos, tus gastos de 2 pesos, véndelo a 10 pesos.