Ir a blog

Mamás y gurús de las finanzas

11 June 2018

Mamás y gurús de las finanzas

En ocasiones no es fácil y queremos ayudarlas para que manejen las finanzas familiares como unas expertas en la materia.

1. Ahorra todos los días para los imprevistos futuros – Empieza por tomar una alcancía y guarda todas las noches algo de dinero allí, el menudo que te sobre, no importa el monto, pueden ser 25, 50 o 100 pesos, pero que sea diario y a final de mes. Lleva esos recursos a una cuenta bancaría, esa cuenta le puedes poner un nombre simbólico, como el clavito o cochinito. 

2. Lleva un presupuesto de ingresos y gastos – No es lo mismo pensar que todo está bien, a ver en papel y lápiz que realmente todo está bien. Si quieres manejar las finanzas del hogar a nivel experto debes de ser disciplinada y el presupuesto es una buena herramienta, ya que te ayudará a mantenerte enfocada y saber cuándo es momento de posponer un consumo.

3. Aprende a usar la tarjeta de crédito – Las tarjetas de crédito son una herramienta financiera que te permite realizar compras hoy y pagarlas en el futuro. Cada tarjeta tiene una fecha de corte, fecha límite de pago y un monto de crédito que son únicos. Es muy importante que tengas bien claro estos tres aspectos para que te manejes de acuerdo al presupuesto de la familia y sepas hasta que monto puedes consumir y esperar la fecha de corte, así, evitas hacer consumos que no puedas pagar en el futuro.

4. Evita tener muchos productos financieros – Hay momentos en la vida en los que la abundancia toca a tu puerta y así también, hay momentos en los que te podrás ver un poco más forzada. En la abundancia tenderás a aceptar muchos productos financieros que se vuelven una válvula de escape en los momentos difíciles. Debes evitar caer en esto y es mejor que te manejes con pocos productos, pero en el mismo banco, pues es más fácil que tu banco aumente el límite de tu tarjeta de crédito por tu buen manejo y nivel de consumo, a que tomes un poco de aquí y de allá y debas aquí y allá. Tu exposición al crédito aumenta y es muy probable que te sobre endeudes.